Una Historia

Un soldado estacionado en Irak
recibe una carta de su novia
desde su país. La carta decía lo
siguiente:

Querido Luis:
Ya no puedo continuar con esta
relación. La distancia que nos
separa es demasiado grande.
Te tengo que admitir que te he
sido infiel dos veces desde que
te fuiste y creo que ni tu ni yo
nos merecemos esto, lo siento.
Por favor devuélveme la foto
que te envié.
Con amor, María.


El soldado, muy herido, le
pidió a todos sus compañeros
que le regalaran fotos de sus
novias, hermanas, amigas, tías,
primas, etc. Además de la foto
de María incluyó todas esas
fotos que había recolectado de
sus amigos.
Había 57 fotos en el sobre y una
nota que decía lo siguiente:

Querida María:
Perdóname, pero no puedo
recordar quien eres. Por favor,
encuentra
tu foto de este paquete y me
devuelves el resto.
Cuídate, Luis

MORALEJA:

*Aún derrotado... hay que
SABER FASTIDIAR AL ENEMIGO*

No hay comentarios:

Publicar un comentario