Mi ABURRIDA Rutina SIN TI

Abro los ojos y me encuentro a la mañana que me dice ya es muy tarde ya despiértate.
De pronto el agua fría de la regadera me sacude y me junta el cuerpo con la mente.
Remojo el día en un café y ahora que no tengo nada que hacer.
Desde que te fuiste no me queda nada.
Si no estas tu, si no estas tu mañana, que voy a hacer si no estas tu, pues nada.
Las horas pasaran, no quiero despertar, si no estas tu...
Ya son las 12 y la televisión me llama es momento de clavarme en la pantalla, otra vez.
Después me traigo la comida a la cama, estoy cansada de este día estresante, delirante...
La tarde me invita a caminar pero yo se que no me pienso mover.
Desde que te fuiste ya no quiero nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario