Estoy lista para partir de nuevo, porque, ahora lo sé, cada viaje tiene un principio y un final, y si el final nos provoca tristeza, significa que a sido un hermoso viaje y que nuestra maleta vuelve llena de recuerdos por los cuales ha merecido la pena viajar.
Decirle adiós a algo o a alguien que se quiere siempre es difícil. Pero si se hace por amor, entonces se vuelve..., fácil no, pero sí... aceptable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario