- ¿Que le pasa? Estos días esta muy triste. Muy cayada. Muy cerrada.

- Nada. Pienso. Lloro. Sueño.

- ¿Y a que se debe?

- A TODO. A que odio todo esto. Todo el mundo. Odio la REALIDAD.

- Pues señorita.... Siento decirle que no hay ningún sitio a donde pueda ir. No todo eso como uno quiere. venga a tomar un café.

- No. No me apetece un cafe. Lo que me apetece, quiero, NECESITO... ES VIVIR EN UN CUENTO DE HADAS.

1 comentario: