Pensaba que desconectando un poco me olvidaría de él...
He estado un par de días en Barcelona creyendo que no pensaría en él ni dos minutos. Sin embargo una parte de mi seguía dándole vueltas a mis problemas, aunque tan solo hayan sido cinco minutos.
Y entonces cuando estaba caminando por la playa, me he dado cuenta de una cosa. Que la única forma de olvidarlo es reemplazándolo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario