Estoy increiblemente mal. Todo me recuerda a él. Todo.
No puedo escuchar la musica que me gusta por que lo relaciono con él, las fotos, las palabras, los grafitis, los lugares, TODO.

Y es que realemente no te quiero olvidar. Solo quiero volver a estar junto a ti.
¿Sabéis esa sensación de paz con el mundo? ¿De tener el equilibrio total?
¿ Sabéis lo que es que te pregunten si eres feliz y tu sin pensarlo dos veces contestar: Sí, lo soy? Es algo increíble. Fantástico.
Las personas suelen mentir si les preguntan eso. Contestan que sí, que lo son. Pero en realidad siempre quieren algo mas, necesitan algo mas o cambiarían algo de su vida.
En cambio yo, me miraba al espejo y pensaba ¿como puedo ser tan feliz? ¿que me falta?
Pero todo eso se acabo. Ya no es mi presente. Ahora lo que un dia considere algo especial, algo tal vez no para siempre pero para mucho tiempo, lo que un dia considere magnifico e increible.
Y lo he perdido. He perdido esa sensacion. Le he perdido a él.

ESPERANZA

Tengo esperanza. Pero... como puedo saber si estoy creyendo en algo que jamas ocurrirá?
Evidentemente yo no quiero vivir en un sueño, en algo que no es real. Entonces, que puedo hacer?
Sigo creyendo en ello? O me doy simplemente por vencida? No quiero tener una esperanza falsa, no quiero despertarme un día y que esa persona me ponga los puntos sobre las íes y me haga bajar de las nubes. No quiero, no.
En la vida hay que reír y soñar. Pero también hay que ser capaz de diferenciar la realidad de los sueños y a mi me cuesta bastante.